fbpx

Cómo crear un portafolio que hable por ti

enredemonos-agencia-creativa-marketing-digital-porfolio-portafolio-perfil-profesional

Si estás pensando en lanzarte al mundo profesional online para empezar a dar a conocer tus servicios, hay una cosa que no puedes dejar de lado: la creación de un portafolio de calidad. Crear un portafolio de calidad que llame la atención, que hable por ti y que te consiga ventas sin que tú debas volverte loco(a) debe ser tu prioridad número uno.

Y sí, mucho antes de ponerle precio a tus servicios y de empezar a contactar con posibles empresas o clientes.

La importancia de un portafolio de calidad

Crear un portafolio bien trabajado va a ser la primera cara que vean tus posibles clientes. Dependiendo de lo poco o mucho que te lo trabajes conseguirás o bien que estos se enamoren de ti y de tu trabajo o, por el contrario, que se marchen despavoridos y nunca vuelvan la vista atrás.

Un portafolio no es lo mismo que un curriculum vitae. Sí, en este primero debes incluir tus datos personales, tu formación y, por supuesto, deberás añadir tus distintos trabajos.

Pero un buen portafolio es mucho más que esto: es la manera en la que te presentas al mundo. Tus clientes no solo verán los distintos trabajos que has realizado, sino que también deberán percibir tu personalidad, la manera en la que trabajas y el mimo que le pones a cualquier servicio que hagas.

Y ya no solo eso, sino que la calidad de tu portafolio marcará también tu calidad como profesional desde el minuto cero. Por mucho que acabes de salir de tus estudios. La profesionalidad de tu portafolio te va a permitir negociar mejor tus tarifas y tus condiciones de trabajo. No te verán como cualquier don nadie que acaba de empezar, sino que le darán valor a tu trabajo desde el primer momento.

Todo esto suena maravilloso, ¿pero cómo lo hago para destacar?

Sabemos que crear un buen portafolio puede ser abrumador, por eso hemos preparado una serie de consejos que seguro te van a ser de mucha ayuda.

No importa dónde te vayas a dar a conocer

Tanto si es una red social como Instagram, como si es tu portafolio en LinkedIn o si quieres crear tu propia página web, el punto es el mismo: tu trabajo debe estar cuidado, actualizado y debe mostrar tu imagen de marca. No importa cuál sea el lugar.

Muestra solo tus mejores trabajos

No cometas el error de querer añadir todos los proyectos o servicios que has realizado en tu portafolio. Primero, porque es posible que se extendiera demasiado. Y segundo, porque perderías la oportunidad de mostrar la mejor cara de nuestras habilidades. Porque sí, algunas veces podríamos haber hecho un mejor trabajo, así que, ¿por qué no mostrar todo aquello de lo que nos sintiéramos verdaderamente orgullosos?

Muestra tu proceso de trabajo

Cuanto más muestres tu humanidad, más cercanos se van a sentir tus clientes de ti. Saber cómo generas un producto, todo lo que hay “behind the scenes” en tus servicios o incluso cómo es tu jornada laboral puede ser de gran ayuda para que tu cliente o reclutador empatice contigo y te acabe contratando.

¿Quieres una asesoría GRATIS?

Cuéntanos todo sobre tu negocio para que podamos ayudarte.

ANA & IÑAKI

Contactarte debe ser súper fácil

Muestra tu número de teléfono, tu correo o tu formulario de contacto en todas partes. Si las personas que estén interesadas en tu trabajo deben estar buscando durante un buen rato la forma de contactarte, es posible que pierdas un cliente. Y eso no nos interesa. Claridad absoluta con tus datos de contacto.

Vigila lo que aparece de ti en Internet

Cualquier persona que se esté planteando trabajar contigo va a investigar todo lo que pueda de ti. Pondrá tu nombre de marca, tu nombre personal (si es que lo has indicado) y buscará durante un largo rato para ver si puede recopilar más información de lo que puedas ayudarle.  Así que vigila mucho lo que subes o hayas subido en tus redes sociales, tu página web o lo que aparezca en otros lugares de ti. Prueba a buscarte igual que lo haría un reclutador y mira a ver qué aparece de ti.

Incluye los precios

En este último consejo puede haber muchas opiniones enfrentadas. Nosotros somos de la opinión de que si tienes un servicio que no es necesario personalizar es muy eficiente mostrarlo ya en nuestro porfolio. Por ejemplo, si eres psicóloga y cada sesión son 40€, que aparezca en tu perfil profesional.

¿Por qué? Porque os ahorrará tiempo tanto a ti como a tu posible cliente. Si no quieres dedicar tanto tiempo a responder e-mails, justificar tus precios o incluso desanimarte porque al final no te han escogido, deja tus tarifas en tus datos y listo. Solo te contestará la gente que verdaderamente esté interesada en tus servicios y en esos precios.

Esperamos que te haya gustado este artículo sobre cómo crear un porfolio que hable por ti. Ahora que ya te hemos dado unos cuantos trucos para empezar a trabajar en el tuyo, es momento de ponerse manos a la obra.

Si aún así, sigues teniendo dudas, envíanos un whatsapp al +34 677 67 51 04 o entra AQUÍ para reservar 60 minutos de asesoría digital con nosotros.

Tanto si no sabes cómo empezar a darte a conocer, como si crees que las acciones que estás dando en tu negocio no te están llevando a ningún lado, escríbenos para que sepamos qué necesitas. ¡Estaremos más que encantados de ayudarte! 🙂

Related Posts

Leave a Reply